jueves, 23 de abril de 2009

Dramática salida de Medellín de la Libertadores


Medellín empató tres veces, la última de ellas en el minuto 46 del segundo tiempo, pero por las cosas del destino eliminado en la última jugada del partido.

Sólo una victoria les daba el pase a los violetas por el Grupo 4, un empate les bastaba a los cafeteros: ambos tuvieron más de una vez el resultado, pero sólo fue a un segundo del pitazo final cuando sobrevino el desenlace.
Cuando el Medellín había hecho más para irse en ventaja y asegurar la casilla, Defensor Sporting pegó primero: a los 13 minutos, Álvaro Navarro anticipó a la defensa roja y metió un zurdazo. La pelota entró por el palo que cuidaba el arquero Aldo Bobadilla.
Pero Medellín no quería entregarse. Seis minutos después, un pase brillante del boliviano Diego Cabrera dejó a Luis Carlos Arias mano a mano con el portero Martín Silva, que ya salía a atropellarlo. El delantero del DIM tocó la pelota con el borde externo del pie derecho y la mandó al fondo del arco.
Los minutos pasaban con calma, pero a los 35 minutos, el argentino Julio Marchant recibió en el área un pelotazo largo, que agarró saliendo mal a la zaga del DIM y tiró un centro sin dejar caer la bola. Diego Vera metió la cabeza y anotó el 2-1.
A punta de ganas, Medellín comenzó a inclinar la cancha hacia el arco sur del estadio Centenario. En un tiro de esquina, a los 33 minutos del segundo tiempo, entró el 2-2: la pelota llegó desde la zona derecha, Juan David Muriel le metió la cabeza a la pelota, que no tomó una dirección definida, y Andrés Felipe Ortiz, un defensa central, estiró la punta del pie para meterla.
Medellín ya quería cerrar el partido y apenas logró el empate, el técnico Santiago Escobar sacó a Rafael Castillo y metió a Roger Cañas para reforzar la marca y cerrar los espacios. Pero una falta de William Arboleda desencadenó un tiro libre. Diego de Souza cobró con la pierna izquierda y la pelota se metió en todo el ángulo que cubría la barrera. Golazo y fiesta uruguaya.
La suerte parecía estaba con el DIM, que se quedó con 10 por la expulsión de Jair Benítez: el reloj marcaba 46 minutos y 20 segundos cuando hubo otro tiro de esquina para el Medellín, esta vez desde la izquierda. Roger Cañas peinó la pelota, que caía en el área chica. El portero no salió y Cabrera le metió la cabeza.
Pero Medellín no supo cuidar el resultado, y en el cuarto minuto de reposición, De Souza le pegó desde afuera del área, la pelota se desvió en un jugador del DIM y la eliminación roja quedó sellada. ¡Increíble!

No hay comentarios: